Miercoles 17 de Julio del 2019, 10:30               

Noticias

Publicado en mayo 12th, 2019 | Escrito por FM Radio City

0

A la caza de los votos que quedan

 

Los candidatos que siguen con tendencias firmes hacia junio

Con un peronismo muy competitivo a nivel provincial, el Frente Progresista busca sumar en lo que quedó de la interna del PJ. En Rosario, Javkin y Sukerman ocupan el centro de la atención.

El escrutinio definitivo de las PASO que se conoció a comienzo de semana reafirma las tendencias analizadas y pone más distancia entre algunos candidatos que se mantienen expectantes.  Para la elección del gobernador, que el peronismo haya superado los 700 mil votos  –dos tercios de los cuales los cosechó Omar Perotti–  podría transformar en epopeya un eventual triunfo de Antonio Bonfatti -que sumó 510 mil sufragios- y quedó a más de 190 mil de la suma peronista. No sería menos épico, por el contrario, que Roberto Sukerman -indiviudalmente el candidato a Intendente de Rosario más votado con  94 mil votos-se impusiera a Pablo Javkin que ganó la primaria del Frente Progresista y aventajó por 60 mil sufragios al peronismo. Con éste panorama, nadie «gasta a cuenta», y en pocos días más se ingresará a la ultima vuelta en la que salvo algun hecho imprevisto a esta hora, o un error irreparable de alguno de los candidatos, se acerca un desenlace previsible. Sin embargo la mayor certeza está dada por la performance de Cambiemos, que con su candidato José Corral saldrá tercero, por que no hay otra fuerza como para que pudiera quedar cuarto.  En Rosario,  Roy Lopez Molina sí corre ese riesgo, aunque supera en votos a Juan Monteverde de Ciudad Futura, brecha que se amplía si el edil del PRO retiene los votos del radical Jorge Boasso. Estos dos últimos sectores corren el riesgo de debilitarse a partir del posible crecimiento del «voto útil». Aún con más volumen electoral, por el perfil del votante de Cambiemos, es más probable que se fugue hacia el casillero de Javkin -sobre todo los radicales que en la primaria apoyaron a Boasso-antes que los seguidores de Monteverde se muden hacia la suma de Sukerman.  Tanto que el candidato del PJ cifra sus esperanzas de triunfo en votantes de Verónica Irízar en las PASO que él considera propios que pariciparon de la primaria del FP y que ahora «vuelven» al peronismo. Es difícil cuantificar ese caudal, y más allá de la expresión de deseos que representa,  en los cálculos del concejal peronista aparece  también el  «voto util» contra el FP que buscará en la izquierda -que no llegó  al piso del 1,5% para estar en las generales-y los votos nuevos. El rubro «nuevos votantes» es el más importante, y está alimentado por los votos anulados, más de 40 mil,  que según los encuestadores fueron tantos por la complejidad de la oferta (ahora serán solo 4 candidatos ), alguno de los 36 mil en blanco, que a diferencia del anulado encierra una definición política, y sobre todo unos 70 u 80 mil votantes que no concurrieron a las PASO y de acuerdo a los antecedentes estadisticos si lo harán el 16 de junio.

Más allá de los números

Los cálculos expuestos más arriba son mas o menos los que hacen en todos los centros de campaña. En definitiva son números y especulaciones que se confirmarán o desestimarán la noche del 16 de junio. Pero antes que eso, está el día a día, las situaciones que se presentan, y el impacto que pueden causar sobre el electorado, sobre todo en un lapso en el que se desarrollarán media docena de comicios -entre generales y primarias-en otras tantas provincias, como Córdoba hoy mismo, que tendrán impacto nacional y por tanto, rebote en Santa Fe.  Ese envión  favorecerá claramente al peronismo, y más claramente hundirá a Cambiemos. Salvo Jujuy y tal vez Mendoza  –donde los referentes son radicales y no del PRO-en el resto de las provincias con elecciones se avecinan derrotas amarillas. Más aún, 20 dias antes de la eleccion en Santa Fe se reunirá la convencion radical, que lejos de ratificar por unanimidad o mayoría abrumadora la permanencia en la alianza Cambiemos, mostrará un ambiente de fractura que ya se está adelantando en boca de dirigentes de renombre dentro de la UCR como Ricardo Alfonsin o Federico Storani, y una navegación a dos aguas de Martin Losteau, «la gran esperanza blanca» de lo que queda de la UCR que quiere «ampliar el espacio».  Entre los que sostienen la permanencia en la alianza, está José Corral, Enrique Coti Nosiglia y  el vicepresidente de la convencion, Agustín Campero, que es ademas el Secretario de articulación cientifico tecnologica de la nacion.

250 mil votos que no fueron a las PASO, 100 mil de los que no llegaron al piso, otros tantos anulados y 120 mil en blanco. Son el nuevo universo.

El «viento de cola» hoy favorece al peronismo, así lo indican las encuestas y los resultados electorales hasta el momento. En ese sentido, ratificando sus dotes de equilibrista, Omar Perotti no acelera ni se detiene. Los 450 mil votos le asignan el rol de liderazgo aun para aquellos que en privado siguen «facturándole» algunas de sus posiciones no sólo en su mandato como Senador Nacional.  Es que el rafaelino cosechó 50 mil votos más que la suma de las 10 listas de diputados provinciales. Es decir que la manifestación del voto peronista en todas sus variantes -y habia muchas para elegir-fue menor que el apoyo a Perotti y ni hablar si se suman los 240 mil sufragios de María Eugenia Bielsa, que dicho sea, tuvo una inequivoca declaración de apoyo a su adversario interno de cara al comicio general. Una vez más, la definición borgena se aplica en este caso, no los une el amor sino el espanto, y es probablemente la animadversión hacia el socialismo lo que más acerca a Bielsa y a Perotti.

Lo que no creen los socialistas, y lo hizo público uno de sus principales dirigentes es que Bielsa sea «la dueña de esos votos», y que frente al nuevo escenario del «mano a mano» muchos votantes de la arquitecta rosarina terminarán inclinándose por Antonio Bonfatti. Como en el caso de Sukerman en relacion a Rosario, esto es una necesidad y una expresión de deseos, aunque el electorado en cuestión es diferente en su perfil y volumen.  De todos modos, aquí tambien los «votos nuevos» generan expectativa: se calcula en alrededor de 250 mil que no fueron a las PASO,  mas de 100 mil de los partidos que no llegaron al piso,  casi otros 100 mil de anulados (ahora habrá 3 nombres nada más, lo cual reduce el margen de error en el votante), y 120 mil en blanco, que como ya se explicó tiene otro sentido. Además de eso, el Frente Progresista -lo mismo que el PJ-ya ha realizado varios encuentros para unificar criterios, de uno de esos salió la idea de dar de baja la «consulta por la reeleccion» y alinear discurso y presentaciones. Lifschitz ganó claramente la elección de diputados pero no arrasó como esperaba, Bonfatti cree que en Rosario se puso empeño y recursos en conseguir una victoria de Irizar -que no se dio-distrayendo la elección provincial. La foto de Javkin y la concejala socialista fue una clara señal para «adentro» del FP, y en los próximos días se ratificará el perfil de campaña al «estilo Javkin» para la elección general.

En el curso de la semana, se conocerán los primeros sondeos con vistas al 16 de junio. Para ser justos, hay que reconocer que la gran  mayoría de las encuestas acertaron en sus cálculos. Sólo la de Cambiemos erró y por mucho. Con este antecedente va a ser interesante ver cuál será la estrategia a seguir en el mes de campaña,  en la medida que se ratifiquen las tendencias o aparezca un poco probable cambio de escenario.


Sobre el autor



Los comentarios no estan disponibles.

Subir ↑