Domingo 24 de Enero del 2021, 12:54               

Noticias

Publicado en enero 3rd, 2021 | Escrito por FM Radio City

0

Cholo Montironi: «Los artistas de música popular más grandes del siglo XX son Piazzolla, Lennon y McCartney»

El reconocido bandoneonista lanzó un disco editado por Melopea junto al guitarrista local Martín Tessa

*Juan Cruz Revello para LA CAPITAL

Hacia el fin del año que se fue, la producción musical argentina vinculada al tango se vio bendecida por el nuevo material del emblemático bandoneonista Cholo Montironi. A sus 90 años, entrando el universo en la tercera década del nuevo milenio, decidió lanzar un disco, editado por el sello Melopea, titulado “Rodolfo «Cholo» Montironi, con la participación especial de Martín Tessa en guitarra”. Tiene quince canciones entre composiciones propias y ajenas, grabadas entre 2019 y 2020, y dos bonus track registrados en 1994. “Siempre miro para adelante”, dijo en charla con Escenario.

  Montironi nació el 4 de diciembre de 1931 en Pueblo Paganini, departamento de Rosario. Comenzó a tocar de oído a los 5 años, y a los 7 a estudiar el instrumento. A los 8 años debutó en vivo en LT3 y siguió una carrera fantástica, ya sea acompañando al Polaco Goyeneche, en Estados Unidos a Alberto Morán, siendo primer bandoneón de grandes orquestas, presentándose en Brasil y España, grabando con la Filarmónica de Londres, la Sinfónica de Toulouse o la Orquesta de Cámara de Stuttgart, o bien presentándose en el Teatro Nacional de Berlín.

  Este disco los une por primera vez en un trabajo en conjunto que se fue postergando y finalmente lograron concretar. La pandemia exige que el diálogo con La Capital sea vía telefónica, por separado. Apenas atiende, el Cholo pregunta si estoy trabajando, y le digo que acabo de cortar con Martín. “Que muchacho bueno, macanudo”, dice y luego agrega: “Es de primera línea. Apenas vimos unos arreglos acá, supe que había estudiado de verdad la música de la guitarra, seriamente”.

  Minutos antes, Martín Tessa relataba que pasaba el tiempo y el proyecto no se concretaba, hasta que un día fue a la casa del Cholo que ya había preparados dos temas: “La Flor de tu sonrisa” y “Ranchereando”.

  “Y así arrancamos. Hacíamos algún ensayo y después grabábamos”, explica Tessa y agrega: “Básicamente, ese fue el proceso de producción. El Cholo definió la lista de canciones a incluir, que las pasaba de a dos o tres y las ensayábamos. Luego, entrabamos al estudio”.

  Esa lista seleccionada de canciones incluye algunas perlas, por ejemplo, la primera composición de Montironi, precisamente, la ranchera que le pasó en el primer encuentro a su compañero en esta aventura. “Tenía 17 años. Y está en el disco actual, como se tocaba en esa época. Respeta las melodías, tiene algunas variaciones en los finales. No sé por qué la quise poner en este disco, que de por sí, tiene muchos temas míos” recuerda el simbólico bandoneonista.

  A su vez, incluye una composición de Tessa, que el mismo Montironi seleccionó. En cuanto a esto, el guitarrista todavía conlleva un nivel de emoción muy grande: “En un momento me dijo que teníamos que grabar un tema mío. Le llevé tres o cuatro, y él eligió «Carreteando». La verdad que fue todo un momento eso, porque un maestro como él que toque un tema mío y lo arregle, fue una cosa alucinante. Cada canción del disco está catalogada con el estilo. Y a esta composición el Cholo la clasificó de una manera muy particular”.

  En diálogo con Escenario, el Cholo Montironi apuntó algunas particularidades del proceso de grabación de este material y detalló algunos “buenos recuerdos”.

—¿Por qué decidió grabar un disco con Martín Tessa?

—En Rosario hay una escuela, y para algunos conciertos me llaman y yo colaboro con la orquesta. Martín es profesor de guitarra y tiene un conjunto que forma parte de ese espectáculo. Lo escuché tocar y me gustó muchísimo, además, charlando me pareció un tipo sensacional.

—¿Por qué eligó un tema suyo para el disco?

—Porque es muy avanzado. La orquestación es muy avanzada, es una obra espectacular y creo que es lo que mejor logramos hacer en el disco. Posiblemente sea un Neo Tango.

— ¿Qué representa este disco para usted?

— Hice algunos discos solos de bandoneón, uno en Francia, otro acá para la Municipalidad. Pero me parece que este es el mejor. Se hizo con más cuidado, con una música más avanzada.

—¿Qué lo llevó a tener ganas de seguir haciendo discos?

—A pesar de mis 90 años, me siento bien. Es un caso medio curioso, pero creo que me mantengo bien. Me hicieron estudios y de salud estoy cero kilómetro. Y estudio bandoneón todos los días, porque no salgo, no me queda otra. A los 5 años empecé a tocar de oído, y a los 7 años empecé a estudiar. Desde ahí, entre cinco y siete horas por día toco siempre. Siempre hay que estudiar, siempre se aprende algo. Todavía le encuentro cosas nuevas. Eso me mantiene.

—¿Es de pensar en todo lo que vivió?

—Tengo muy buenos recuerdos. Muy lindos. Cuando grabé con la Filarmónica en Londres, cuando hice la ópera con Paloma San Basilio en Madrid o cuando grabé con la Sinfónica de Francia el Festival de Annabelle en Toulouse, la ciudad donde nació Carlitos Gardel. Y son recuerdos muy lindos. Sin embargo, siempre miro para adelante.

—¿Qué registro tiene de las giras que hizo por Europa?

—De las giras que hice en Europa tengo el registro de más de cien cuadros, pasajes de avión, afiches, de una gira de 34 ciudades en 40 días en Italia. También recuerdo que una de mis primeras grabaciones fue la marcha de Newell’s y hasta grabé cuatro tangos con Diego Armando Maradona.

—¿Qué recuerdo tiene de eso?

—Fue en Madrid, cuando jugaba en el Sevilla. En un programa de domingo de Concha Velazco (actriz y presentadora de la TV española), de dos horas y media, él se la pasó haciendo jueguitos y grabó cuatro temas. Era un chico divino, muy simple. Todos le pedían sacarse fotos en la audición y nunca se negaba, siempre dispuesto. Incluso me decía que no le diga Diego, «decime Pelusa», me decía. Cantó «Antiguo reloj de cobre», «El día que me quieras», «Caminito» y otro que no me acuerdo. Fue un fenómeno.

—¿Y cómo cantaba?

—Jugaba bien al fútbol (risas).

—¿Qué significa el tango en su vida?

—Es la música popular más importante que se ha creado. Es lo más perfecto que hay, justamente, estoy escribiendo algo sobre el tango. Está entre la música clásica y la popular. Se llama música ligera. El que gusta en Europa, es el que hizo Astor Piazzolla, que es un fenómeno. Es como Lennon y McCartney. Para mí, Piazzolla, Lennon y McCartney fueron los tres más grandes del siglo pasado dentro de la música popular. Y Gardel fue el primer ídolo popular de la Argentina.

—¿Está contento con este disco?

—Muy contento, sobre todo por la edad. Tengo 90 años, en cualquier momento me agarra un parate y chau, cómo es la vida. Hay que poner los pies sobre la tierra. Estoy contentísimo. Y ahora vamos a empezar otro disco.

Martín Tessa y la “dimensión” del Cholo

Martín Tessa sostiene que “lo más destacable del Cholo es que tiene 90 años, pero tiene una vigencia impresionante. Hasta en esto de arreglar un tema mío, habla de la vigencia de él. No hay dimensión de lo que representa el Cholo para la música rosarina y para el tango en particular, y que yo pueda haber grabado un disco con él en dúo, para mi carrera es algo muy importante que todavía no dimensiono”.

  Además de la guitarra, Tessa se encargó en el disco de la post producción seleccionando diferentes tomas para que el Cholo definiera cuáles quedaban, y también se ocupó de la producción ejecutiva, que es “editarlo y también de buscar quien lo edite”, dice. En ese camino, apareció Melopea, el sello de Litto Nebbia.

  Al momento de consultarle a Tessa por qué motivo se decidió Melopea, respondió: “Hablamos con el Cholo quién podía sacarlo, y fue mi mujer quien me preguntó cuál era el sello que en Argentina estaba editando tango. Y la persona que ha rescatado artistas del género en nuestro país es Litto Nebbia, a través de Melopea”.

  “Le escribí, y me contestó enseguida: «Si está el Cholo, lo edito, así, sin escucharlo». Después lo escuchó y le encantó, y enseguida me dijo que le interesaba mucho agregar como bonus track dos temas que tenía grabados del año 1994, cuando el Cholo había grabado en Melopea. Y el Cholo se puso muy contento de poder recuperar esas grabaciones. En uno de los temas, «Sublime fantasía» toca Antonio Agri”, en alusión al violinista que se destacó, entre otras participaciones, en el quinteto de Astor Piazzolla.


Sobre el autor



Los comentarios no estan disponibles.

Subir ↑