Domingo 25 de Octubre del 2020, 02:28               

Noticias

Publicado en septiembre 6th, 2020 | Escrito por FM Radio City

0

UN CAMINO SIN AGUA

LA GARGANTA PODEROSA

En plena pandemia, cuando los casos en la provincia de Santa Fe no paran de aumentar, en el barrio Camino Muerto de Granadero Baigorria convivimos largos días sin agua. A lo poco que podemos acceder es a través de la solidaridad de otros vecinos que nos permiten instalar cañitos en las perforaciones que hicieron previamente a la conexión de agua del barrio de al lado. Verónica Requeno es una de las vecinas que debe hacer malabares para poder acceder a este servicio básico: “Cuando tenemos agua nos las arreglamos con conexiones precarias. Pero casi todo el día se corta, entonces cargamos a la noche. Dependemos también de que esté el vecino, prenda su canilla y así poder llenar nuestro tanque”.

El problema se incrementa debido a que no podemos higienizarnos adecuadamente. Esto lo sufre Fiamma Flores en primera persona, quien cuenta desde el dolor: “Hace cuatro semanas que a los chicos les empezaron a aparecer manchas en la cara, las piernas, la cabeza, les salen granitos infectados”. Al mismo tiempo, comenta que tienen que bañarse compartiendo el baño porque el agua no alcanza para todos. Verónica, además, nunca deja sin espuma las gotitas que caen de las prendas que cuelga de su soga: “Nosotros lavamos la ropa y no la podemos enjuagar, va directo a secarse, no podemos usar tanta agua lamentablemente”.

En Camino Muerto, Fiamma describe en detalle cómo se vive el presente: «Nuestros hijos no pueden estar con la ropa y las zapatillas limpias porque están todo el día con lo mismo puesto, ya que no podemos lavar tantas prendas sin agua». Pero con la organización de vecinas y vecinos, Verónica se anima a soñar: «Si hoy me preguntaran cuál es mi sueño, diría que es algo tan simple como tener una canilla con agua en mi casa y en la casa de cada uno de mis vecinos».

¿Cómo hacemos sin agua para higienizarnos y para seguir viviendo en estas condiciones?
Nuestro camino conduce al contagio: sin agua tenemos muchas enfermedades y pocas soluciones.


Sobre el autor



Los comentarios no estan disponibles.

Subir ↑