Sábado 13 de Abril de 2024

Hoy es Sábado 13 de Abril de 2024 y son las 09:19 -

16.3°

InfoClima

La tormenta castigó con fuerza a Ybarlucea, la localidad más afectada de la región


El agua penetró hasta un metro en viviendas en el centro del pueblo, donde vecinos ponían bolsas de arena para frenarla. Abrieron la escuela primaria para evacuaciones
Por Matías Petisce para LA CAPITAL

Ybarlucea es la localidad del departamento Rosario que padeció con más rigor el temporal de lluvia que se precipitó desde el miércoles hasta este sábado a la mañana. Eso provocó anegamientos de magnitud en gran parte del casco histórico de la comuna ubicada en el kilómetro 7 de la ruta nacional 34, aunque la situación estaba controlada y con personal de Protección Civil y Recursos Hídricos trabajando de manera mancomunada para asistir a los vecinos afectados por la lluvia. Una de las cuadras del barrio Fonavi, totalmente tomada por el agua de la inundación que afectó a casi toda la comuna. Vecinos de Ybarlucea culpan a campos y desarrollos inmobiliarios por la inundación Allanaron una chatarrería en Venado y secuestraron 700 kilos de cobre y 4 millones de pesos Allanaron una chatarrería en Venado y secuestraron 700 kilos de cobre y 4 millones de pesos Tal es la situación que describió el jefe comunal de esa localidad, Jorge Massón, quien aseguró que de la medianoche a la mañana de este sábado llovieron 280 milímetros. Ocurre que el agua de Funes y Roldán escurre en el canal Ybarlucea, pero al estar rebasado el Salvat tampoco es posible su caída natural al arroyo Ludueña, también colapsado. Una recorrida de este diario en la tarde de este sábado permitió saber que para muchos vecinos la situación fue crítica en extremo, con agua ingresando hasta un metro en las viviendas, en especial en la zona de la refinería de grasa Refigras, conocida por todos como "la grasería", ubicada cruzando las vías, hacia el lado de Funes. Las calles allí estaban totalmente anegadas, por donde se impidió circular vehículos para no agravar problemas. Durante largos momentos del día la prestación eléctrica fue intermitente. El Fonavi del pueblo desde media mañana a las 17 no tenía luz, ni agua ni señal de telefonía celular. Mientras repartía en una camioneta bolsones de arena con funcionarios, con la otra mano Massón le comentaba este sábado por la tarde a La Capital la realidad de la localidad desde hace años y las gestiones de infraestructura que vienen realizando desde 2017 para que evitar que la desembocadura del canal Ybarlucea no atraviese el ejido urbano y pueda desviarse hacia una zona rural, sin necesidad de afectar a otros vecinos de la zona. "Estamos recorriendo la zona con Recursos Hídricos y Protección Civil de provincia", confirmó Massón para recordar que la comuna realiza gestiones desde hace tiempo y por cuestiones burocráticas quedan frenadas. "Hay proyectos técnicos que marcamos inconvenientes hídricos y demoran mucho en evaluaciones y otros trámites; ocurre que entre la teoría y la práctica hay muchas diferencias", señaló. En el casco urbano, el agua alcanzó casi el metro de altura y dejó los vehículos semitapados. En el casco urbano, el agua alcanzó casi el metro de altura y dejó los vehículos semitapados. Marcelo Bustamante / La Capital El proceso de escurrimiento natural de agua en ese sector del Gran Rosario ocurre de la siguiente manera: todo el caudal de Funes y Roldán drena hacia el canal Ybarlucea, y este hace lo propio hacia el Salvat para desembocar definitivamente en el caudal del arroyo Ludueña. Sin embargo, si este curso de agua está colapsado como ocurre en estos momentos, el escurrimiento natural es en vano. "El canal Urquiza, que es el canal interno nuestro, desemboca en el Ybarlucea y este hace lo propio en el Salvat. Pero si este está rebasado, hay que esperar que baje el caudal indefectiblemente para que pueda escurrir el agua", graficó. Nadie quiere abandonar su casa Pese a que la situación no tiene categoría de catástrofe como otras zonas, incluso Nuevo Alberdi en Rosario, el agua inundó las calles y hasta llegó a ingresar a las viviendas de la zona cercan a la ruta vieja, donde testigos afirmaron que hubo un metro de agua. "Ahora pudo bajar bastante el agua, vinieron como diez personas a ayudar y pude sacar el agua, pero fue terrible", aseguró Natalie, dueña de la cafetería Lola Mora, que se encuentra la calle Schilla, del otro lado de la 34, para el lado de Granadero Baigorria. También reconoció que el municipio y personas particulares reparte bolsones de arena en tractores, puesto que la idea es evitar la circulación vehicular particular a fin de evitar oleajes. En ese sentido, Massón sostuvo que "hasta hoy nadie quiso dejar su vivienda, ya que no estamos hablando de casas con un metro de agua porque eso más bien pasa en la calle, pero no deja de ser agua". Una vecina con el agua adentro de su casa. Si bien no abandonó su vivienda, pasó una jornada desesperante. Una vecina con el agua adentro de su casa. Si bien no abandonó su vivienda, pasó una jornada desesperante. En jefe comunal confirmó además que durante un buen lapso reazliaron un corte de energía por cuestiones de seguridad. "Si el agua baja y deja de llover podríamos reponerlo, por eso también contamos con gente del Samco, que traslada en abulancia pacientes postquirúrgicos que guardan reposo y se encuentran sin luz en las viviendas". Buena predisposición Pese a todas las vicisitudes que deben soportar los vecinos, Massón rescató la "buena predisposición" de los funcionacios que se acercaron para colaborar y ponerse al tanto de la situación. "Esperamos que estas obras puedan concretarse, ya que aquí recibimos agua que drena desde Funes, Roldán y hace una creciente en parte urbana del pueblo, por eso estamos trabajando también con Protección Civil, que provee bolsas de arena y hasta colabora en la planificación de un refugio para evacuados junto con el comité de contigencia conformado a finales del año pasado". Según pudo saber La Capital, el espacio para contener a familias fue improvisado en el comedor escolar de la escuela primaria Nº 152 «Estanislao del Campo», ya que el edificio de la escuela secundaria de la localidad también se encontraba con importantes acumulados de agua. "Distribuimos bolsones de arena en diferentes vehículos mientras recorremos cada rincón porque es algo que realmente es algo que no ocurría desde hace mucho, producto de 280 milímetros de precipitaciónes; prácticamente cayó una cantidad incalculable de lluvia desde la medianoche a la mañana de este sábado", lamentó Massón. Corte de luz frecuentes Respecto a los corte de luz que la localidad padece a menudo, el jefe comunal explicó que lo que ocurre en Ybarlucea como en cualquier localidad no son inconveniente en baja tensión sino en media. "Se producen porque la estación transformadora, que se encuentra en Nuevo Alberdi, sale de servicio por cuestiones atmosféricas y quedamos automáticamente sin luz. Es una provisión que atraviesa una zona rural y siempre está condicionada por esos factores, por eso deberían prever un reconector", comentó. Sin embargo, hablaron con la Empresa Provincial de la Energía (EPE) y le explicaron que esa reconexión automática podría poner en riesgo la vida de las personas en caso de aplicar un proceso automático. Ybarlucea tiene prácticamente 9 mil habitantes y cerca de 25 mil durante la época estival. Sin embargo, Massón aseguró que percibe fondos coparticipables equivalentes a la mitad de esa población. Por eso desde esa comuna le solicitaron al Indec los datos del último censo para poder reclamar los fondos correspondientes. Ybarlucea está delimitada entre la avenida que divide el country Los Alamos y el club Logaritmo Rugby y culmina en las rutas nacionales A012 y 34, mientras que el casco histórico está en el kilómetro 7.

COMPARTIR:

Comentarios